miércoles, marzo 15, 2006

DIVAGACIONES VARIAS TRAS EL SALÓN DEL CÓMIC DE GRANÁ


En el anterior post metía entre interrogaciones lo de “internacional”. En realidad lo que se tenía que haber metido entre comillas es lo de “cómic”.
En la edición de este salón había (como todos los años) autores de renombre: por allí paseabas y te encontrabas a Purita Campos, a Juan Giménez o a Stan Sakai y a Sergio Aragonés (que parece que hicieron buenas migas); y, como siempre, todos ellos muy accesibles y con numerosas (y agotadoras) sesiones de firmas.
Este año también hubo exposiciones: una reveladora dedicada a Purita Campos (Esther y su mundo, Gina y Jana, son sus personajes más conocidos), otra al gran tío Vázquez (impresionantes sus originales, oye) y luego, fuera del recinto propio del salón, nos encontrábamos con la de Kenny Ruíz y la de Quino (de las cuales ya hablaré en futuros posts). Eso sí, este año las exposiciones estaban mejor montadas, todo hay que decirlo.
Por supuesto, también hubo stands y editoriales importantes (Glènat, Aleta-Recerca o La Cúpula, por ejemplo), y, por lo tanto, cómics a mogollón. Aunque no muchos editores buscando/atendiendo a jóvenes futuros autores con sus books bajo el sobaco.
Y gente. Hubo la hostia de gente. Ya el viernes por la tarde y hasta el domingo estuvo abarrotado el Palacio de Congresos. Según fuentes del salón, este año ha superado las 30.000 visitas. Pero, ¿cuántos fueron realmente al salón buscando cómics?
Hubo talleres de peluquería medieval, de caligrafía élfica, concursos de quién tragaba más ramen picante, de karaoke, de disfraces, de cosplay, de rol, de videojuegos varios, actuación de un grupo nipón de J-Pop
Mi impresión es que se pretende convertir este salón (y cada vez lo parece más) en una especie de sucedáneo del de BCN: mucho merchandising y actos tangencialmente relacionado con el mundo del cómic pero poca sustancia comiquera. Porque a la gente la veías con las bolsas llenas. Pero no de cómics. Estaban llenas de figurillas, de muñecos, de carticas ¿Magic?, de camisetas, de videojuegos… pero pocos cómics, la verdad. Y las conferencias y charlas con los autores, vacías…

2 comentarios:

Juan M. Beltrán dijo...

Todo lo que has puesto es verdaderamente próximo a la realidad, incluso lo de que no se vendiesen muchos cómics, pues incluso el Androito decía que el año que viene no cree que vaya a volver de lo mal que han ido las ventas. Y eso que este año es en el que más público ha venido.

Los de la Duna vendimos bien, pero en cierto sentido nosotros vendemos caricaturas que vienen con un engorroso cómic de regalo.
Yo lo de las conferencias también puedo dar fé de la falta de interés y en consecuencia de público. En la de Juan Jiménez que es a la que puede asistir, no llegaríamos a 20 personas.

A mi me gusta que se hagan actividades de animación, porque son muy divertidas, pero se echaba de menos alguna zona, espacio y/o encuentro dedicado a los profesionales,y que no sea quedar a tomar una cerveza o un café, que para eso están los amigos. Esto pasa en la mayoría de los eventos comiqueros que conozco.

AleS dijo...

pues parece ser que a la charla con Purita Campos fue algo menos concurrida. según mis fuentes (una amiga) había ¡¡3 personas!!
esta amiga, su novio y el marido de Purita Campos...
pena, penita, pena me daría a mi, como organizador, de estas cosas...