domingo, agosto 14, 2005

SIN CITY, UNA PUTA OBRA MAESTRA

Portada del primer tomo de Sin City (1994) y cartel de la película.

Y hablo del cómic. Ahora se estrena en todas las salas cinematográficas de España la adaptación de esta obra de Frank Miller. Se estrena varios meses de la primera fecha anunciada y un servidor ya tuvo tiempo de sobra de hacerse con una buena copia de internet y verla tranquilamente en su casa. En mi defensa tengo que decir que dispongo de un Home Cinema, un videoproyector y una pantalla de 2X2 metros donde se ven las películas de puta madre. Así que las condiciones eran idóneas para ver una gran película teniendo en cuenta el germen de la misma. Pero no fue así.

Quizás sea una de las más fieles adaptaciones cinematográficas de un cómic. Si no estuviera Miller también tras la cámara se podría hablar incluso de plagio descarado. No sólo se ha pretendido crear esa atmósfera del cómic en blancos y negros contrastados, sino que planos, angulaciones y diálogos son calcados a los empleados por Miller en sus novelas gráficas.
Y es que la película se basa en los primeros álbumes de Sin City. A saber: Sin City (rebautizado en la reciente edición de Norma como El duro adiós), La gran masacre y Ese cobarde bastardo.

Conozcamos un poco más estos títulos. La primera historia de Miller ambientada en la ciudad del pecado se publicó en la revista Dark Horse Presents. Era el año 1991. Como el mismo Miller confesaba, emepezó como una historia de 48 páginas que se fue alargando por culpa de Marv hasta convertirse en un tomo de casi 200. Y es que se recopiló años después en un álbum que arrasó en ventas, crítica y premios. Todo el mundo quedó impactado con esta obra cuando Frank Miller no aportaba, al menos gráficamente, nada nuevo. Ese juego de claroscuros se había visto ya en una larga lista de autores: Milton Cannif, Hugo Pratt, Gene Colan, Sergio Toppi, Alberto Breccia, Carlos Sampayo, y por qué no, Jordi Bernet; y hoy en día asociamos este estilo al de autores como Mike Mignola o Jae Lee. Sin embargo, conforme vas pasando las páginas te reafirmas cada vez más que tienes una puta obra maestra entre las manos. Cosa que no pasa con la película. Todo hay que decirlo.
El personaje principal de esta primera histora era Marv, un gigantesco matón aficionado a beber cerveza con whisky. Una mala bestia pero con la que terminabas encariñándote. Goldie, Wendy o Gail son algunos de los personajes que se nos presentaban en este tomo y con los que nos volveremos a cruzar en futuras historias.
Tras este título Miller dibujó Mataría por ella, historia de presentación de Dwight McCarthy. Destacar el protagonismo del grupo de prostitutas del barrio viejo que volverán a retomar y ser protagonistas absolutas en La gran masacre. Esta historia está ausente en la película aunque se hace referencia a ella varias veces sobre todo en los diálogos entre Dwight y Gail, antiguos amantes.
La gran masacre es el tercer título de la serie y segunda historia que se incluye en el filme. Es la historia de Jack Rafferty o de la cabeza de Jackie, como querais. Para mí es el título más flojo de los cuatro. Volvemos a encontrarnos a Dwight y al grupo de prostitutas con Gail (de nuevo) al frente.
La película empieza precisamente como en las primeras páginas de Ese cobarde bastardo. Y tiene su lógica ya que narra hechos acaecidos ocho años antes a las historias anteriores. Nancy Cahallan y John Hartigan son sus protagonistas. Junto a la historia de Marv y Goldie ésta es mi preferida. Dura, impactante y profunda. La película se abre y se cierra con ella. Aunque de forma algo confusa. Un montaje en la película un poco más trabajado habría dado más cohesión a las tres historias y no simplemente colocarlas una detrás de la otra dando síntomas de aburrimiento la última media hora. Espero que para los neofitos del cómic esta película les resulte lo suficientemente atractiva como para acercarse al él que seguro que disfrutarán aún (si cabe) más. Pero mucho más.

2 comentarios:

AleS dijo...

Parece ser que hay ya en proyecto una segunda parte de Sin City y el argumento se basaría precisamente en Mataría por ella.

Cuacomekiki dijo...

Pues a mi me moló mucho la peli. Y aunque sólo leí La gran masacre, que es la que tú pones de más floja, me pareció que lo que flojee en la peli se puede achacar al comic, porque con permiso de "Spawn", (sí, digo Spawn) me parece la adaptación a cómic más fiel que he visto. Los personajes están sacados del cómic. Te jiñas.